Historia

Historia de Cristo Rey

Desde hace muchos años ya se había pensado en la IELP en un trabajo en castellano. Se intentó con varios pastores de EEUU y Suecia:

 

Pastor Knaelvelsrud de Suecia 1961,

Pastor Hammer (LCA) 1966 hasta 1967

Pastor Wolff (LCA) 1967 hasta 1968

Pastor Robertson(LCA) 1969

Pastor Engwall (LCA)  1970

Vacancia         1970 hasta 1972

Pastor Cortez (LCA) corto tiempo en el año  1973

Vacancia         1973 hasta abril 1978

Hans Mehnert desde mayo de 1978 hasta März 1987

 

Por diversas razones no funcionó este trabajo. El pastor Wolf de EEUU, quien estaba después al cargo de la Casa Belén, la obra social de la IELP, juntó un pequeño grupo, en la sala parroquial de la iglesia en Rivera Navarrete, entre ellos Anita y José Dominguez, Aída Palomino y la Sra Dora Klitzei. Ya entonces se había puesto el nombre de Cristo Rey, quizás porque la congregación alemana se llama Christuskirche (Iglesia de Cristo).

Fue Rudi Wüst, (pensando en sus tres hijas también,) que en un viaje a Alemania contactó con la OMEL (ELM, Hermannsburg) para ver si podrían mandar a uno de sus misioneros como pastor. Hans Mehnert en esta época hizo un año de su vicariato en Bogotá, Colombia, y fue invitado a Lima para hablar sobre el proyecto de promover el trabajo misionero en castellano.

El pastor Hans Mehnert vino al Perú en abril del año 1978. Los dos pastores, el pastor Ramhorst (pastor de la congregación de habla alemana) y el pastor Mehnert se repartieron las clases de religión en el colegio Humboldt. Hans enseñó a los mayores, y de ellos se juntó rápidamente un grupo juvenil en la Christuskirche. Cuando se juntaron a este grupo jóvenes peruanos de Young Life el trabajo en castellano cobró vida. Los cultos de Cristo Rey tenían lugar después de los cultos en alemán, es decir a partir de las 11 am.

Con el grupo juvenil el pastor Mehnert  se fue de campamentos a un sitio desértico en Cieneguilla al cual llamaron X, porque so cruzaron dos ríos secos allí. Hans Mehnert era en una primera profesión guardabosque y sabía despertar en los jóvenes de la ciudad una sensibilidad por la naturaleza.

La congregación también creció. El 14 de agosto de 1988, el año después de la salida del pastor Hans Mehnert,  Cristo Rey fue inscrito  en RRPP como Congregación Evangélica Luterana.  La convivencia con los alemanes a veces se tornó difícil. Llegaron otros pastores después del pastor Ramhorst. Y cuando en Cristo Rey, después del regreso de Hans Mehnert a Alemania (en 1987), hubo cuatro rebautizos de líderes de la congregación y de los jóvenes, tuvimos que dejar la iglesia en San Isidro. En este tiempo tuvimos un vicario de Hermansburg (OMEL/ELM), Kurt Herrera (el ahora secretario para America Latina de la OMEL). El nos ayudó mucho en este tiempo. También regresó de sus estudios teológicos de Argentina un joven llamado José Scott. Cristo Rey no estaba abandonado.

Primero tuvimos algunos cultos (era Semana Santa) en casa de Ursula Gies. Después Ursula Gies y Sylke Llanos buscaron un lugar para Cristo Rey. En 1990 encontraron una cevichería en Surco, Conde de Nieva, que estaba en venta. Era el año del Fujischock y nos gustó la gran cocina industrial del lugar. Pensamos en abrir un comedor. Después se aumentó con un Wawawasi. La casa de Conde de Nieva costaba 30 000.- Dolares Americanos. Nosotros nos dirigimos a Hermannsburg para preguntar si podían ayudarnos. En la misión había un fondo de 23 000.- Dolares, dinero que una misionera, Susanne Weissenborn, había dejado poco a poco “para una obra con niños”. Hans Mehnert, quien tuvo contacto personal con esta persona, le preguntó si este fondo podría ser para que Cristo Rey compre una casa para iglesia y para trabajar con niños. La señora dijo que sí. Los faltantes $ 7 000.-  que nos prestó DIACONIA, y Cristo Rey devolvió este dinero poco a poco. El 11 de junio de 1990 fue la mudanza de Cristo Rey a la Virreina. El 12 de junio fue la primera reunión del Consejo Directivo a la luz de un petromax.

Cuando Miguel Guimet, discípulo de Hans Mehnert, que había estudiado teología en el Brasil, regresó a Lima, José Scott ya había sido ordenado por la IERP (Iglesia Evangélica del Río de la Plata). Miguel también hizo su vicariato baja la guía y supervisión de la IERP,  especialmente bajo el pastor Rodolfo Reinich, al cual Cristo Rey le debe mucho. Muchas veces Cristo Rey fue guiado por vicarios (lo que en la iglesia luterana significa algo diferente que en la iglesia católica): primero Kurt Herrera, José Scott y Miguel Guimet. Más adelante David Limo y José Luis La Torre. Cuando Miguel Guimet había sido ordenado por el pastor Reinich, fue nombrado pastor de Cristo Rey. OMEL nos ayudó bastante económicamente. Pero nos advirtieron pronto que poco a poco tendría que disminuir esta ayuda. Desde hace años que Cristo Rey se sostiene solo.

En el tiempo de Miguel como pastor se formó la ILEP (de la ILAM). Pero Cristo Rey no fue invitado al principio, y después no tuvo interés tampoco de unirse. Miguel, además de pastorear Cristo Rey, era docente del SEL (Seminario Evangélico de Lima). En este tiempo estudiaron allí Pedro Bullón (miembro de Cristo Rey)  y José Luis La Torre. Pedro se fue después con Patricia Cuyatti, su esposa, a Brasil para hacer su maestría. Al regresar Pedro y Patricia, entraron en la ILEP. En 1995 Miguel dejó Cristo Rey. Primero desempeñó diferentes trabajos en Lima, y después buscó otros horizontes y se fue a EEUU para hacer un doctorado. Cristo Rey se quedó, como ya lo mencioné,  con dos vicarios: José Luis La Torre y David Limo. Ellos se turnaron entre Cristo Rey y Cristo Salvador, es decir, Cristo Rey estuvo un año con David Limo y un año con José Luis La Torre. Al ser ordenados los dos, Cristo Rey nombró a José Luis La Torre como pastor. Estuvimos con él por  casi 7 años.

Con él Cristo Rey hizo algunos inolvidables paseos. Su hermana Ángela, bióloga y miembro de Cristo Rey, tenía buenos contactos para organizar paseos ecológicos: a los pantanos de Puerto Viejo (Panamericana Sur), a playas, a San Jerónimo de Surco y a las Lomas de Lachai.

Después de la muerte de Ursula Gies, madre de la congregación (y que dejó una herencia a Cristo Rey), compramos nuestro órgano, una Clavinova. Cristo Rey hizo sus propios cancioneros: el primero fue uno con tapa negra (en el tiempo de Hans Mehnert); el segundo (primero con tapa azul) se hizo en 1993; el tercero, también con tapa azul, se hizo en el tiempo de Dana. Del segundo existen grabaciones (caseras!). La música siempre ha sido muy importante en Cristo Rey. Cuando adquirimos los himnarios rojos, la congregación poco a poco aprendió muchas canciones nuevas. Con nuestro pastor actual, Pablo Espinoza, que en primera profesión es músico, aumenta nuestro aprendizaje.

En este tiempo se hicieron varios convenios. Hubo un acercamiento entre la IELP y las congregaciones nacidas desde Cristo Rey y por eso en cierto modo dependiendo de  OMEL. Se trataba de: Cristo Rey, Cristo Salvador, Vida Nueva y Trujillo. Estas congregaciones  ya obtuvieron el derecho de llamarse “IELP – Castellana”. Se trabajó arduamente  en una constitución de una nueva IELP.  La IELP, es decir la Christuskirche, hizo un cambio de sus estatutos que estaba a punto de inscribirse. Se iban a llamar entonces “Congregación Evangélica Luterana de Habla Alemana de la IELP”. Cristo Rey se iba a llamar “Congregación Evangélica Luterana Cristo Rey de la IELP”. José Luis La Torre terminó unilateral y de repente este proyecto diciendo que no iba a funcionar. Esto fue un gran error.

Antes de irse José Luis a EEUU, nos aconsejó entrar en la ILEP para poder tener un pastor. La congregación, después de muchos debates, decidió que sí. Aun así estuvimos dos años enteros sin pastor. Pero fue un tiempo sin embargo muy bendecido, porque la congregación no disminuyó. Tuvimos cultos todos los domingos y la Santa Cena cada dos domingos, mayormente con el diácono Rudi Wüst, al cual la congregación le debe mucho. El hizo también clases de confirmación.

Pasado dos años, la ELCA nos envió a una pastora, Dana Nelson, la cual vino fines de agosto de 2007. Ella  estuvo en Cristo Rey por cuatro años. Su último año en el Perú ministró en Cuzco.

Antes de irse Dana a Cuzco, el pastor Pablo Espinoza regresó, después de 21 años de estudios y ministerio en EEUU, al Perú y asistió a Cristo Rey como miembro. El era amigo de José Luis y había visitado la congregación cada vez que vino de visita de EEUU. Dana vio en él a su sucesor y nos lo recomendó. Se formé un comité para la búsqueda de un pastor para Cristo Rey. Al final de nuestra solicitud en varios medios, el único candidato fue el pastor Pablo, y la congregación votó por  él en mayo del año 2014.

El descontento acerca de nuestra membrecía en la ILEP creció constantemente, y finalmente en 2015 tomamos la decisión de salir de esta iglesia. Las razones fueron varias, sobre todo el gran desgaste de trabajo y tiempo sin resultados y los malos manejos de directivas y pastores.

La congregación Cristo Rey cambió mucho durante todos estos años. Muchos miembros se han ido a otros países. Otros se han ido a otras iglesias. Y otros  han venido de otras iglesias, se han confirmado en Cristo Rey y juntos formamos una nueva congregación con un nuevo pastor.

Es natural que cada pastor traiga algunas nuevas ideas e iniciativas.  Prácticamente todos han empezado con algunos talleres para despertar la congregación.  José Luis La Torre empezó a formar el Grupo de Caballeros ganando algunos vecinos a través de este. Su papá, Luis La Torre,  siguió invitando a los caballeros. Este grupo se reúne una vez al mes, a veces llegaron a dos veces por mes. En el tiempo de la pastora Dana, ella lo acompañó. Después, en el tiempo de vacancia de pastor en Cristo Rey que duró dos años, Rudi Wüst hizo las meditaciones, estudios y charlas con los caballeros. Después tomó nuestro pastor Pablo Espinoza la posta y empezó algo muy provechoso para toda la congregación: en todos los octubres, mes de la reforma, hay cada sábado un desayuno para toda la congregación e invitados. En estos sábados se presentan temas de interés común o de enseñanza luterana, a veces culturales (de música), a veces doctrinales, a veces políticos.

Grupos de mujeres se reunieron ya desde los tiempos del pastor Mehnert con su esposa Renate. Más tarde Ursula Gies siguió con la Liga Femenina. Después de su muerte tomó Judith Arrispe de Suárez la posta y por muchos años. La Liga se reúne todos los lunes. Ahora Sylke Llanos está a cargo de este grupo que en realidad es más una célula que una liga femenina.

Yo creo que toda congregación o iglesia tiene altos y bajos, tiempos de mucha afluencia y tiempos en los cuales hay que empezar a construir. Cristo Rey, al elegir en asamblea a Pablo Espinoza como su pastor, ha tomado una decisión con consecuencias. Pero nuestra congregación ahora es un lugar donde algunas personas que se sintieron rechazadas y marginadas se sienten  bienvenidas y acogidas. Valió la pena.

Igual que la congregación entera, también la Escuela Dominical de los niños ha tenido altos y bajos. Hubo un tiempo con muchos niños (sobre todo en los tiempos del comedor y WAWAWASI) y todo un equipo de profesores y profesoras que en equipo preparaban las clases. De este equipo todos se han ido fuera de Perú: una a Suecia, dos a Alemania, uno a México y uno a EEUU. Durante un tiempo encargamos a David Romero la escuela dominical. Los niños lo quieren mucho. Ahora estamos muy contentos que el pastor Oscar Amat y León asiste a Cristo Rey con su familia y que su esposa Geracina se hace cargo de los niños junto con David.

También tenemos ahora clases dominicales para adultos. El pastor empezó con la carta de Pablo a los Gálatas. Sigue “La libertad del cristiano” de Lutero u después “El costo del discipulado” de Dietrich Bonnhoefer.

Fines de 2015 empezamos un trabajo conjunto en el plan de 5 años (hasta 2021). Hay buena y constante participación en este trabajo en el cual todos forman parte de una o más comisiones preparativas.

Nos estamos preparando también para una celebración de los 500 años de la Reforma, mejor dicho: queremos celebrar que Lutero destapó el verdadero rostro de Cristo para la humanidad.

Estamos convencidos que no hay que dejar a trabajar a un pastor solo. Por eso tenemos un equipo pastoral con varias personas (Leena Hokkanen, Sylke Llanos, David Romero).

Con las palabras del himno “Bienvenido” podemos decir: “Dios a todos ayudó, ni un momento nos dejó.” ¡Gracias, buen Dios! ¡Gracias, Jesús! ¡Gracias, Espíritu Santo!

 

Período de Vicarios  y Pastores

1978 – 1987    Pastor Hans Mehnert

1987 – 1989    Vic. José Scott

1988 – 1989    Vic. Kurt Herrera (OMEL)

1990 – 1992    Vic. Miguel Guimet

1992 – 1995    Pastor Miguel Guimet

1996                Vic. David Lima

1997                Vic. José Luis La Torre

1998 – 2005    Past. J. L. La Torre

2005 – 2007    Vacancia (R. Wüst)

2007 – 2011    Pastora  Dana Nelson

2011 – 2012    Past. Pablo Espinoza (int.)

A partir de 2013 Past. P. Espinoza